Todos los ascensores deben tener un mantenimiento periódico

Todos los ascensores deben tener un mantenimiento elevadores periódico. Piense que son sistemas que se emplean a diario y prácticamente las 24 horas del día, con lo cual es imprescindible que cada elemento esté en perfectas condiciones para garantizar un servicio totalmente seguro.

Un mantenimiento de elevadores adecuado debe incluir una serie de revisiones regulares y por supuesto todas ellas realizadas por técnicos especializados en esta labor. La frecuenca de cada visita del técnico se determinará por distintos factores, como puede ser la ubicación del ascensor o la antigüedad de éste. No obstante, es estrictamente obligatorio ajustarse a la normativa actual encargada de regular la seguridad en ascensores.

Según indica la normativa vigente, los ascensores de viviendas familiares se revisarán cada cuatro meses, los ascensores de bloques de viviendas de hasta siete plantas se comprobarán cada seis semanas y  el resto de ascensores se supervisarán cada mes.

En cuanto a las inspecciones técnicas periódicas, serán cada dos años para ascensores de edificios públicos, cada cuatro años para los ascensores de edificios de más de cuatro plantas y cada seis años para el resto de ascensores.

Por otra parte, el especialista deberá también revisar al completo toda la instalación cada vez que se tenga que sustituir una pieza del elevador o se necesite reparar  una avería. Es necesaro comprobar que el ascensor funciona adecuadamente y que mantiene intacta su garantía de seguridad.

En cualquier caso, será responsabilidad del propietario o propietarios mantener el elevador en perfectas condiciones y ajustarse a la normativa vigente. Para esto es necesario contratar a una empresa de mantenimiento de ascensores competente y cerciorarse de que cada componente se ha revisado apropiadamente, sin dejar que se pase por alto ninguna anomalía.

A pesar de que realmente hay que hacer especial hincapié en aquellos elementos de los elevadores y ascensores que se encargan de garantizar la seguridad del mecanismo, todos y cada uno de los componentes del elevador deben ser supervisados. Los aspectos básicos a comprobar son la alarma, el arranque, la parada, la nivelación y las puertas de la cabina del ascensor. Además es importante probar el freno y observar el nivel de aceite de motores y máquina.

No hay que olvidarse de limpiar el mecanismo. Esto no quiere decir que sólamente se haga una limpieza superficial de la cabina. De igual forma será necesario limpiar cada cierto tiempo los cuadros, las protecciones y el foso.

Y ya en un plano más técnico y con menos frecuencia, se deberá comprobar  el estado de tensión de los cables, los amarres de la cabina y el contrapeso, el paracaídas, la polea, los impulsores y detectores, las rozaderas y rodaderas de la cabina, las fijaciones, los conmutadores y el aislamiento de la cabina.

Ahora que se conocen más detalles sobre la revisión de ascensores, no se puede dejar pasar ni una sola revisión o inspección de la instalación. Hay que ponerse en manos de una empresa de mantenimiento de ascensores profesional y con experiencia, sólo de esta manera tendrá la total garantía de que el elevador es totalmente seguro.

 

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn