Archivos mensuales: octubre 2014

Como ampliar conocimientos sobre caldos

El renombre de un almuerzo no dependen únicamente, de la calidad de la comida que constituyen el acto, incluso de sus vinos los cuales acompañan la antedicha cena. Los caldos se seleccionan con sumo criterio y en consonancia con los platos a degustar, para lo cual sería crucial poseer un entendimiento en enología importante, para no distorsionar en la ligazón vinos-platos, casos habituales de estos  descontroles culinarios son: poner un tinto con el atún, echar vinos a temperaturas inapropiadas ó con una ternera echar un vino dulce.

Podemos catalogar dichos vinos por su aroma en los siguientes casos:

-Vinos de mesa que al mismo tiempo pueden ser corrientes ó finos

-Vinos generosos de los que distinguimos: los vinos finos, los amontillados, los vinos olorosos y las manzanillas.

-Vinos licorosos como los vinos de moscatel, los vinos llamados málagas, los malvasías…etc

-Vino espumosos como los “champagne” de origen francés y los cavas de España.

También se consiguen catalogar en ligeros y robustos. Valorando su graduación y en blancos, rosados, claretes y tintos si analizamos su color. Siempre que comentamos del tono del vino encontramos con una superior variedad de denominaciones para concretar las diferentes matices de color en los vinos por los distintos expertos, como verde amarillento, rojo vivo, rojo sangre, etc.

Por el contenido de azúcar que tiene el vino, podemos calificarlos en dulces, semi-secos y secos, esta tabla es muy específica en los champagnes y cavas.

Para catalogar los vinos ó concretar como son, no únicamente en el paladar, también en textura ,tono…etc, se acaban utilizando mayor cantidad de palabras con que nos podemos acostumbrar, por ejemplo: un vino aterciopelado consiste en el que aporta una impresión al tacto igual que la caricia, un caldo abocado podría ser más suave que el caldo seco pero sin llegar a ser dulzoso, los vinos vinosos pueden ser aquellos que están algo conseguidos, conocidos incluso como vinos populares, incluso de dichos modelos, nos encontramos diversos como afrutado, a almendra, aromático, etc.

Por mandamiento original a valorar supone que en las comidas con gran cantidad de guisos, tenemos que servir caldos de 3 variedades distintas mínimo, uno claro para los entremeses y rodaballo uno tinto o rosado con la chuleta y el embutido y algunos espumoso para la sobremesa, como dulces y frutas.

Cada vino que presentamos debe ir asociado de la copa adecuada y la citada debe de llegar al nivel como mucho en las 3/4 partes de su contenido. Otros colman el envase hasta su término superior. Los vasos con los vinos han de ser continuamente de cristal y transparentes para percibir el color de los vinos servidos, no debemos usar plásticos, ni vasijas de colores.

Tener en cuenta que con las ensaladas, la verduras y los enlatados, no se recomienda presentar algún tipo de vino, si tiene sed. Para estos ejemplos sería recomendable el agua natural

Finalmente explicaremos de la temperatura del vino. Las razones más importantes, ya que cada clase de vino ha de consumirse a una concertada temperatura, por que si permanece demasiado elevada se altera el gusto del caldo y en caso contrario, está demasiado frio abandona su olor.

Normalmente recomendamos esta: los caldos blancos presentar a unos 10º los espumosos a unos cinco grados y los tintos alrededor de los 15º.

Las botellas de vino no se aperturan en el instante de degustarlas,  se abren una media hora ó además sesenta minutos antes, especialmente en el caso que el caldo es muy viejo. Dichos vinos al airearse mejoran sus características. Los vinos espumosos se aperturan en el tiempo de ser servidos.

Con objeto de que los caldos blancos ganen grados mientras la comida tendremos que utilizar hielo ó agua templada. No es preferible consumir el vino recién comprada. Es preferible tenerla una semana a ambiente fresco y en una zona oscura de la casa, lógicamente las botellas han de estar siempre horizontalmente, salvo excepciones. Cuando cojamos los envases para consumirlas, recomendamos 60 minutos antes, ponerlas en posición verticalmente para que los posos se depositen en la base de el envase, no es deseable desplazar el vino en el transporte ó a la hora de tomarlo.

Patrocinado por camiseta del barcelona adulto

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn