Archivos mensuales: diciembre 2013

La etiqueta en el vino

La etiqueta sirve para conocer un vino antes de descorchar la botella. Contiene una serie de datos e informaciones que hacen necesaria su correcta lectura e interpretación. Además, en el caso de los vinos acogidos a una determinada denominación de origen, la etiqueta nos debe informar obligatoriamente de una serie de datos y garantizarnos adecuadamente que el producto sido controlado por el consejo regulador de la denominación de origen.

Depilacion masculina

Las etiquetas tienen también un Valor estético y un poder de atracción sobre comprador potencial. Existe la costumbre de adquirir un bien desconocido, o del que no se tienen suficiente referencias previas, por lo que la etiqueta no sugiere o por lo que en indica. Por ello, la renovación y modernización del etiquetado es un proceso constante de que las empresas bodegueras concienzudas no se descuidan. No obstante, perviven etiquetados francamente desfasados, con un cierto aire en dijo que no beneficia la comercialización del producto. La normativa vigente prohíbe el uso de etiquetas que provocan equívocos confundan al consumidor en relación con el origen o la calidad del vino. Además, para el etiquetado de los vinos acogidos a denominación de origen se deben cumplir ciertas exigencias.

Etiqueta delantera

Esta etiqueta procede de la empresa o bodega y, por su tamaño y ubicación, es la principal. Debe contener obligatoriamente en los siguientes datos:

Nombre comercial de la empresa o bodega

Marca registrada del vino.

Número de registro del embotellador.

Número de registro sanitario.

Contenido en volumen expresado en cl y graduación alcohólica volumétrica.

Anagrama, logotipo y consignación de la denominación de origen.

Etiqueta del consejo regulador.

Etiqueta suministrada por el consejo regulador correspondiente, que confirma y avala los datos de la etiqueta delantera. Se colocan la parte posterior de la botella, justamente en el lado contrario del etiqueta delantera.

Una excepción la constituyen los espumosos acogidos a la denominación de origen cava, que no tienen etiqueta del consejo regulador, incorporando los datos de este a la etiqueta delantera.

Contraetiqueta

Esta etiqueta no es preceptiva, su utilización depende de cada empresa bodega. En su caso, debe colocarse la parte posterior de la botella, por encima del etiquetado del consejo regulador, o de la tira o precinto sustitutorio. Su función es ampliar la información sobre el vino, de referencia generales sobre el proceso de elaboración seguido con sobre el tipo de hubo utilizado, aportar datos históricos acerca del mínimo de la propiedad, etc, o simplemente suministrar datos propagandísticos.

Tirado precinto del consejo regulador

Suministrada por el consejo regulador correspondiente en lugar de la etiqueta del consejo. Su colocación es similar a ésta y su función idéntica. La única diferencia estriba en su tamaño, de que la tiró precintar es más pequeño y sabe combinar mejor la contra etiqueta.

Collarín

Pequeña etiqueta que se colocan la parte inferior del cuello de la botella, por encima de la etiqueta delantera. No es preceptivo, y sólo utilizarse para dar referencias del año de la cosecha.

Patrocinado por depilacion laser

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Envases del vino

Herbolario Salud Natural

La botella

De todos los envases que han sido pretendientes del  vino botella de vidrio latía alcanzado el honor de los desposorios. Las bodas entre el primero botella vienen de antiguo. Se diría que el bienestar continuo de la noticia, carcelera que ha sido diseñada para favorecer en lo posible la vida de su prisionero: magnánima cuando se trata de liberarlo para que alcancen esplendor y la muerte, su razón de ser, en boca del consumidor.

Además de su función contenedor a, la botella debe proteger el líquido en su interior. Para ello se vale de su forma, su tamaño, el color del vidrio y el sistema de cierre. En cuanto la forma, existen varios tipos, basados casi todos en una parte cilíndrica  con un cuello abierto su parte superior. La forma cilíndrica obedece a la necesidad de facilitar su adecuado apilamiento.

La función protectora de la botella no siempre sido suficientemente valorada, seguramente por desconocimiento. En los siglos precedentes pensaban otros recipientes para el transporte y la guarda del vino, y la botella se utiliza únicamente como la razón para decantar y llevar el vino a la mesa en el momento de su consumo. El descubrimiento de su idoneidad para la conservación y el envejecimiento de los vinos de calidad que resultó providencial para el auge de la botella en todo el mundo. Hay lugares que se vende en un herbolario, junto a la cetona de frambuesa o al extracto de cafe verde

El sistema de cierre también ha evolucionado a lo largo de la historia. Desde los tapones de cera que sellaban las ánforas romanas, pasando por los de cristal ajustado a la boca con polvo de su ética y aceite durante el siglo xvii, hasta llegar a la utilización del corcho, ha transcurrido un largo camino.

Estéticamente, además de por su forma, la botella se adorna con el etiquetado y con la cápsula que recubre el cuello y el tapón. La imagen que transmite una botella influyen los gustos de los consumidores, definiendo un producto casi de forma su criminal. El uso de la presentación con la elegancia formal del objeto, a las referencias a su calidad en el etiquetado como son sin duda motivo de estudio y cuidado por parte de los bodegueros, a que saben de su influencia y posible atracción en la clientela.

Tipos de botella

El tamaño más utilizados de botella en el mundo es el de 75 cl capacidad tipo que no siempre se corresponde con del líquido contenido. Estrenos el caso de España, donde la normativa al respecto es muy explícita. La botella de gran capacidad es conocida como margen, y resulta especialmente adecuada para el envejecimiento de tintos, ya que el vino se encuentra más protegido grandes volúmenes y soporta mejor los cambios bruscos de temperatura.

Últimamente se ha impuesto por razones comerciales las botellas llamada mediana, o media botella, aunque en tintos tiene el inconveniente derivado de su pequeño volumen, que les dificulta un buen envejecimiento.

Los envases de cartón

Este tipo de envase, que puede resultar repelente al consumidor habituado los vinos embotellados de calidad, presenta ciertas ventajas. En España se identifica con el vino de mesa de calidad media o baja, eran otros países están bien utilizado en vinos de algo más de calidad.

Con independencia de las consideraciones estéticas que inclinan a decantarse por el atractivo de las botellas de vidrio, y no por la insulsa ex estructura volumétrica del tetrabrik, lo cierto es que éste es totalmente apropiado para contener el vino. Al ser hermético al aire y a la luz garantiza la mejor conservación del líquido. Además, el envase de cartón no transmite ningún sabor al vino, ni afecta a su estabilidad química. Evidentemente, siento adecuado para vinos de mesa y jóvenes, no sirve para los de crianza.

Recientemente se están imponiendo los envases de cartón de gran volumen, como sustitutos ventajosos de las tradicionales garrafas verdosas de vidrio protegidas al exterior  por una malla de esparto que a su vez sustituyeron a los viejos pellejos de piel de cabra o de cerdo.

El corcho

La corteza del alcornoque no es el último de los invitados a la fiesta del vino. Su papel no debe ser menospreciado, y nunca olvidaremos que el buen vino sólo pudo ser comercializado en condiciones cuando el invento de los tapones de corcho garantizado su aislamiento dentro de la botella. Con anterioridad se utilizaron tapones de cristal ajustados del cuello de la botella con cuerdas y lacrados, además de otras invenciones.

Los tapones de corcho sano, compacto y debidamente tratados, son relativamente recientes. Aún hoy, es desgraciadamente frecuente encontrarse con vinos de olor mohoso o sabor al polvo, por culpa de un corcho de mala calidad.

Herbolario Salud Natural

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La materia prima del vino

La materia prima del vino es la uva, fruto de la vid, compuesta por el raspón o escobajo de los granos. El raspón se aprovecha también para la elaboración del vino blanco, aunque éste es lo que más importa.

En el mosto lo que más abunda es el agua, pero los ingredientes valiosos son los azúcares, que por la fermentación se transforman en alcohol, y los ácidos orgánicos. En un kilo de mosto puede haber entre ciento y 300 gramos de azúcar y una cantidad variable ácidos.

La experiencia ha demostrado que la mejor manera de hacer buen vino es obteniendo una uvas, ricas en azúcares y controlada acidez también es importante cuidar que no se malogre el color y es imprescindible que todas las operaciones se lleven a cabo con la máxima limpieza. Estar limpieza es exigible en todas las fases de la elaboración del bin desde que comienza la vendimia hasta el embotellado final las fases de la vinificación las podemos ordenar así:

La vendimia.

Las operaciones en la bodega de fermentación.

El laboratorio.

Las fermentaciones.

La esterilización.

La vendimia

La recolección de la uva y su transporte hasta la bodega son operaciones tan importantes que son fundamentales para la obtención del caldo final. Durante la primera fermentación el mosto empieza a hervir y revolotear en forma ruidosa, y los azúcares van reduciéndose a alcohol etílico y dióxido de carbono. Este momento se llama incubado, y es de gran importancia. Ocurren muchas cosas, y deben hacerlo a la temperatura y en forma adecuada.

Cada zona y tipo de vino necesita una temperatura aceptable, pero lo que hay que cuidar en todo caso es que ésta no ascienda. Para ello lo ideal es contar con cubas de acero inoxidable refrigeradas por duchas externas de agua. Un remedio más casero es el empleo de anhídrido sulfuroso que, al relajar la actividad de los fermentos, ocasiona un descenso térmico la transformación del mosto produce también un cambio de densidades que es forzoso controlar. Cuando la densidad es ligeramente inferior a mil ya podemos decir que hay vino. Es igualmente importante en las vinificación es por maceración sumergir con frecuencia el sombrero de orujo es flotante. De esta forma los taninos y colorantes se diluyen en el mosto, transmitiéndole color, y se logra una ligera y de acción. Esta operación se conoce con el nombre de bazuqueo.

Tras el descubre, o primer trasiego del vino con una con el separado de las ligas, comienza la fermentación lenta en el depósito de acabar un todo esta segunda fermentación requiere temperaturas más bajas oxígeno y una pizca de para traer todo amónico.

Un nuevo trasiego permite el decantado de los brujos que se está gran e Irán a servir de manera prima del vino de prensa lo que queda es vino vino, pero éste va a seguir trabajando, porque se puede decir que nunca debe pagar. El siguiente el paso es la fermentación malón láctica contó. En ella, y gracias a la transformación del ácido o en láctico, se va a producir una relativa antes se acidificación del vino que contribuyen a su mejor acabado.

propiascarpa

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn